martes, 8 de enero de 2008

NOTICIAS

 


 Las noticias que recibimos, como tales,siempre son una sorpresa. A veces, es una sorpresa grata y otras es algo que preferiríamos no haber sabido nunca. Algunas las estamos esperando casi a cada momento como cuando estás esperando a que te digan una nota o si tu sobrino crece con normalidad dentro de la barriga de su madre. A veces son de personas a las que casi ni recordabas y cuando las recibes te da un vuelco el corazón.


 Hace unos pocos días me dieron noticias de alguien a quien recuerdo casi a todas horas, y no las esperaba aunque las intuia, no las deseaba: esas noticias que te vienen a dar en el momento más inoportuno, quizás porque el que te las da no ha pensado si las quieres oir.


 Lo mejor cuando recibes una noticia desagradable es intentar poner buena cara, como con casi todo en esta vida, aunque en realidad sea un mazazo, si sabes fingir que la noticia no te ha impresionado puede ser que no te impresione en realidad, y de eso se trata...


 


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario