viernes, 22 de febrero de 2008

Dejar atrás

 Dejar atrás es duro siempre, sobre todo cuando parece que todo esté empezando de veras...Dejar atrás es dar de lado, es como no darse la vuelta para que lo que dejamos atras no duela...


Pero a veces, donde cerramos una puerta, se abren otras de par en par, sólo hay que tener los ojos muy abiertos y entrar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario