domingo, 10 de febrero de 2008

En las nubes

 


 Eran blancas, muy blancas y espesas, muy espesas...y yo saltaba de una a otra de su mano.Desde arriba podía verse todo pequeñito, muy pequeñito: lo árboles, los rios, las casas y las personas. Daba la sensación de que desde allí nada importaba lo suficiente: el tiempo estaba parado, el frío también; las diferencias eran también chiquititas y todo daba igual.


 Sin saber muy bien porque uno confiaba en el otro y con las manos tomadas volamos durante horas. Miles fueron las preguntas y miles las respuestas. Y así poco a poco y sin dejar de mirarnos uno en el otro llegamos al Pais de Nunca Jamás. Lo que nos esperaba allí será cosa de contar otro día...  pero he de decir que cuando soltó mi mano, yo había aprendido a volar sola. Hoy me he dado un paseo por las nubes de la mano de Peter pan.Gracias.




1 comentario:

  1. Y lo importante es que hoy hayas aprendido a volar!A soñar y a recordarte que lo importante en esta vida de sueños es ser feliz. al volar te elevas por encima de todas las nimiedades de la vida...de esas cosas que a los pesimistas les amarga el día...hay que volar alto, soñar siempre y no mirar abajo sino para darte cuenta de que estas por encima de esas tonterias que llamamos problemas!. No saqueis al niño que llevais dentro, meteros vosotros en él y vivir!!!!y la felicidad que desprendeis será la que recibais!Gracias a ti Wendy!!!

    ResponderEliminar