miércoles, 20 de febrero de 2008

Nunca Jamás

 


 Y del País de Nunca Jamás volvió y volaron una vez y sería la última. Peter no era más que un niño y Wendy tenía que cuidar de los pequeños. La despedida no fue de cuento, pero nunca lo son...los cuentos siempre acaban como cuentos y este no.


 Peter Pan regresó al pais de Nunca Jamás de donde nunca jamás debió volver. FIN




1 comentario:

  1. hola!!
    cierto es que muchas despedidas no son de cuento. pero las hay que sí lo son, por ejemplo cuando te encuentras con una persona casi olvidada y entrañable después de mucho tiempo sabiendo que probablemente no la vuelvas a ver...ese mezcla de melancolía y subidón por el encuenro tan fugaz como inesperado... y luego están las despedidas en las que "sueltas lastre" que, sin duda, son las mejores. sól ose trata de dar el paso. pero sales ganando y mucho.
    besos!!
    pd: lo de vernos el domingo se está complicando, pero haré todo lo posible. me vienen unos primos de las francias!

    ResponderEliminar