martes, 25 de marzo de 2008

Sirena

 


 Como una brisa de mar, tu mar; como el azul del cielo, el de tus ojos; como un nervio que te recorre de pies a cabeza y un brazo sobre el hombro, una sonrisa y una palabra de consuelo; como miles de conversaciones a toda velocidad a las que te acostumbras y ya no sabes vivir sin ellas; como la persona que perpetua una vez más el linaje de los mios en su vientre; como una amiga y una hermana. Así es como te veo cuando miro al lado y estás ahí, tan cerca...siempre. La persona más comprensiva, más cariñosa, tierna, amable, preocupada siempre por los demás, viva, resuelta, familiar, tan bella por dentro como lo es por fuera...una sirena que vino del mar hace ya años y se quedó dejando atrás su playa y sus mimos por el amor de mi hermano. Una sirena que se acostumbró a vivir en el asfalto de un Madrid a veces inhóspito,a  veces axfisiante, y otras nostálgico y siempre aventurero. En mi casa y en los míos, tiene otro hogar al que se acostumbó por cariño, el que se le sale por los poros, y ahora todos esperamos el fruto de su vientre con ilusión...el hijo de la Sirena...


 


http://es.youtube.com/watch?v=NA05-A_QtHc


La dama de Shalott, 1888 Póster por John William Waterhouse


La dama de Shalott, 1888



No hay comentarios:

Publicar un comentario