martes, 15 de abril de 2008

Hacer cola.

Cuando trabajas en una residencia de ancianos, y me imagino que con niños será igual, tienes que darte cuenta de que para ellos es su hogar y como tal se comportan: justo después del desayuno y después de la merienda se hacen colas eternas en la puerta del WC; todos mezclados, ( ellos y ellas), apelotonados y con la mirada fija en le rollo del papel higiénico como si fuera el aire que respiran y se les fuera a escapar en cualquier descuido. Algunos ante la espera piden un rollo nuevo pues aseguran que no les llegará...( mira tu el apuro en tales circunstancias) Siempre les decimos que hay otros aseos y que si no vayan a los de sus habitaciones, pero hacen caso omiso. Lo curioso es la falta  de intimidad, y ahí es donde me pregunto yo como será que ya les da todo igual: la mayoría dejan la puerta abierta con los ojos de todos los de la fila mirando atentamente, y compartiendo con ellos un sinfín de notas musicales y olfativas, que deben hacer  de la espera la delicia de los más tardones...


Es imposible explicárselo, han perdido con la inocencia el pudor, y los demás parece habernos acostumbrado,    !qué remedio!


                              The Bath Art Print by Fernando Botero


 


http://es.youtube.com/watch?v=2GoqVS0UxIE, esta es para tí, como siempre...



No hay comentarios:

Publicar un comentario