domingo, 20 de abril de 2008

Plenilunio

La Luna es ese satélite espía de muchas cosas que nunca cuenta porque calla pero observa. La menguante es misteriosa porque se esconde y hace un balancín, es pobre y tímida. Pero la llena es orgullosa y cotilla. El mar se deja llevar por ella y el hombre lobo saca toda su energía bajo su luz. Dicen los mayores que afecta a la cosecha y los niños que parece un balón. El caso es, que a mi me produce mil y una sensaciones y a veces me hace sentir nostálgica, llorosa, espléndida, apasionada, irascible, o simplemente nos miramos y nos respetamos. La Luna me produce respeto. Con su carita de madre consentidora, como una tarta, un queso, es como eso que se nos posa a veces en la garganta y no nos deja tragar, redondo y algo axfisiante... A veces espero a que llegue con miedo, otras con deseo...el plenilunio se convierte en algo que me sugestiona a veces sin modificar mi actitud, pero a veces prefiero dejarme arrastrar. Somos muchos, eso lo se.


 


http://es.youtube.com/watch?v=ZaobD0birwQ. y te alejas...


 


             



No hay comentarios:

Publicar un comentario