martes, 6 de mayo de 2008

Globalización

Hoy, estábamos sentadas tomando un café en el centro del mundo: mirábamos hacia atrás y olía a Cuba, al barecito de colores con olor a merengue y ruidito de mojito. Dos relojes uno con la hora de aqui y otro con la hora de allí. Un camarero gordito y tranquilón de acá para allá que hacía las veces de cocinero; con mucha gracia habanera y poco limpio. Al mirar al frente la fachada del ayuntamiento, castellano, puro, reformado y solemne. La plaza moderna y el ruido madrileño. Niños rubios jugando con los pirulos de la acera. Y paseando por delante de nuestras narices un grupo de cuatro marroquís, árabes seguro: cubiertas todo el pelo con sus pañuelos señalándose así en sus creencias. Con un calor que daba pena verlas tan vestidas y al mismo tiempo tan desnudas y vulnerables, con una mirada tímida hacia el suelo por no pecar, por no descubrirse más, y en la mesa de al lado un africano con gestos tomaba un refresco. Las señoras sesentonas de adelante engulliendo patatas con jamón...


 


http://es.youtube.com/watch?v=7lTHiObYX1o



                                        African Skies Art Print


 


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario