sábado, 21 de junio de 2008

Sábado dulce

Como siempre cuando uno se rodea de la gente genial que ha elegido para compartir los buenos ratos, ayer la cita fue un éxito. Y lo fue porque no  se echó en falta a los que no estaban, porque fue divertido hasta la saciedad, porque descubrí (una y cien veces así será) que cuando te rodeas de buenas personas que además tienes la suerte de que te quieren ( con tus errores y tus malas decisiones a veces, con tus manías y tus virtudes, etc.), todo sale mejor que BIEN. Nadie me miró con cara de desconfianza cuando conté algunos hechos, nadie dudó de mí y de mis sentimientos. Gracias. Y todos casi al unísono me recordaron que no estoy sola, que sobraban manos para atizar el fuego y poner la carne en  el asador, que hay mil veranos y cientos de propuestas para salir adelante, que yo era Yo antes de Ul, y que para Pablo (lejos de lo que yo pensaba) éste no era más que un nombre pues ayer cualquiera que le hacía caso y abrazaba a mamá se llamaba así, era sólo un nombre que pronto corrigió como hice yo…lo siento.


 No importa que a veces cada uno tenga un gusto musical, no importa que el cine que elijamos sea diferente algún viernes, que nuestras ideas políticas disten bastante en los detalles, o que el equipo de fútbol  sea el que viste de blanco o el de azúl, incluso a algunos no les guste! Lo que importa es que nos respetamos y queremos y que todos llevamos dentro un gran corazón con unos similares valores que están por encima de cualquier cosa. Gracias de nuevo. Gracias a Andrea por venir antes a la cita a escucharme, quererme y ayudarme, a Miguel por jugar con Pablo aunque los niños no sean su fuerte y por dejar que  el ratón se limpiara las manitas en sus bolsillos, gracias a mis primos y hermanos por encargarse de casi todo lo relativo al fuego, y a las futuras mamás por aguantar hasta tan tarde. Gracias a Almu por “ volver”, espero verte pronto, y a Leo por ser tan gran madre de su hijita y del mío a ratos. Y a Clarita por su simpatía, eres genial. Y gracias a Cris porque amenizas todas las fiestas con tus dosis de indiscreción y cariño, te quiero mucho.


 


 http://es.youtube.com/watch?v=M0twZYgavL8



2 comentarios:

  1. Como siempre que uno pierde a las personas que ama se siente triste, impotente y desgraciado, y más si es una persona como tu, con la que soñé vivir el resto de mis días, una persona con un gran corazón. Que circula por la misma vía que yo solo que en dirección opuesta, quizás no supimos poner nuestros trenes en vías paralelas y circular uno al lado del otro y por supuesto no pienso buscar culpables al respecto. Sé que he tenido la suerte de compartir grandes momentos con personas muy especiales, momentos que no olvidare jamás y que agradezco a quien corresponda. Lo que nunca imagine es que esos momentos provocaran tanto dolor en mi estos días. Siempre llevare en mi corazón esos momentos y a esas dos personas que me los hicieron vivir.
    Con la esperanza de que me recuerden y con la certeza de un gran futuro para ambos un beso de corazón por y para siempre que lo necesitéis Raúl.

    ResponderEliminar
  2. nada, nada, estuvo genial. para mi es un gustazo, de verdad. y por lo del pantalón ni te preocupes. ya se me había olvidado: de hecho hoy me lo he vuelto a poner y todavía no me he parado a mirar si había manchas pero en cualquier caso si las hubiese a mi no me importa. me hace mucha gracia. verle ahí con sus manitas es genial...
    Por lo que dices de nuestras reacciones, no te sorprendas los que te conocemos no te mirarmos ni con caras raras ni discutimos lo que dices y haces pues sabemos que -además de tener más neuronas que el que firma esto ;-)- sabes lo que quieres y tienes criterio y porque también sabemos que nadie toma ciertas decisiones si no lo ve claro, y menos tú, creo yo.
    yo sólo siento que ayer estaba tan cansado que le neurona estaba al 30% de su capacidad, espero que no se notase mucho.

    buena semana. mucho ánimo!!besos

    ResponderEliminar