domingo, 5 de octubre de 2008

la maternidad en mí...

La sensación de la “ maternidad” con todas las letras y vertientes y todos los pensamientos que al respecto tengo y sus valoraciones , en parte he de agradecérselo a la vida que me ha puesto en tan difícil situación teniendo que enfrentarme sola a dicha labor: gracias a o por culpa de ( como dice uno de mis primos al que adoro) “ haber visto tan joven cosas de la vida que la mayoría no ven” , me siento absolutamente entregada al cariño ajeno. Y en esta carrera en la que lo importante para mí no es llegar la primera, si no más bien llegar a Meta, me voy dando cuenta de lo verdaderamente importante de mi vida: mi trabajo como mamá se ve cada día más reconfortado por las cosas nuevas que en mi pequeño se van despertando, por todo lo que va aprendiendo y sobre todo y por lo menos de momento, creo que es un niño muy feliz al que no le falta de nada. El vínculo que se está forjando entre él y yo es algo indescriptible y su sola presencia me consuela y me da motivos para levantarme cada día por las mañanas. Y en esta marabunta de sentimientos que a lo largo de este año y medio han aflorado con mi situación de madre monoparental, me he redescubierto también como hija. Creo que la relación con mi madre se ha estrechado hasta un punto en el que en muchos momentos no somos tres si no uno. Es la sangre que tira y llama a la sangre y es genial...Siempre a mi lado en los momentos más duros de mi vida, sin nada más importante con todo ese amor para dar, esa paciencia y ese gran carisma materno que tiene. En estos momentos, como en todos los que la he necesitado está  más cerca que nunca, con su vida y sus cosas pero tan cerca! con sus consejos  y siempre con la mano tendida y la mesa de su casa puesta con un cubierto para mí y mi hijo. Es admirable... Sólo espero que mi hijo algún día me quiera como yo la quiero a ella...


 


http://www.youtube.com/watch?v=Gwmj5nK3udU para ella porque se que le gusta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario