lunes, 8 de diciembre de 2008

Un paseo por las montañas II

Cuando llegué hacía un frío aterrador  de esos que se te clavan en los huesos  y te hacen trizas. La calle desolada y aún así salimos a pasear enfrentándome a lo desconocido, resultó entrañable y la sonrisa de un hombre espectante al otro lado de la barra, y tus brazos, me quitaron el frío. Por la mañana creí seguir soñando: soñaba que era la princesa de un castillo con una torre.Y me levantaban casi en brazos para que mis pies no tocaran el suelo de la noche, y me servían un desayuno copioso en el que no faltaba un detalle; y como todas las princesas de los cuentos me sumergia en un baño caliente con música y alagos...y de nuevo a la calle, donde, curiosamente me seguí sintiendo como una princesa. La tarde, divertida con música en el coche http://www.youtube.com/watch?v=STG1ixn5EMk Y la noche con risas hasta el dolor.


Por la mañana... http://www.youtube.com/watch?v=7qucX-ZIbMc, hacía frío nuevamente, pero sólo al otro lado de los cristales.Y nos sorprendió una visita de un curioso muy querido, y salimos a la calle. Regresamos  después de un paseo entre árboles con vampiros...resumir la tarde cuando eres una princesa en las montañas, con un Ferrari rojo esperándote en la puerta, y miradas entre montaditos y besos en las cunetas...no es fácil, hay que estar allí y que alguien piense que eres una princesa... 


http://www.youtube.com/watch?v=5ooP6yV08wI


 



1 comentario:

  1. qué bueno lo que cuentas!!!disfrutad, disfrutad, disfrutad!
    un beso!!
    pd: el sms era para compartir un subidón, no para dar envidia, que conste.

    ResponderEliminar