lunes, 30 de marzo de 2009

Canciones viejas.

En el momento en el que me encuentro, es curioso, pero parece que se me acaban las canciones: siempre he dicho ( y siempre lo diré) que cada momento tiene su música y con ese concepto, creo, hay una gran diversidad; pero además da la casualidad de que ahora me doy cuenta de que también hay momentos en que esa diversidad se te queda “ pequeña” paradójicamente, porque te sientes tan bien que te identificas hasta con el chup-chup de la cafetera.
Me encanta y me sorprende ver a Pablo, con su gran sonrisa, emocionado con Mecano, ojalá que siempre tenga tiempo para escuchar…
Y me hace sentir bien pasarme el día tatareando canciones de siempre con letras de todos los colores, canciones, muchas regaladas, con las que ameno cada cosa que hago.
Buscas en los recuerdos y encuentras melodías viejas que hace muchísimo que no oías,¡ o peor! Que no recordabas…y me reconforta el ejercicio de volverlas a tener en mi mente o en mis labios.
http://www.youtube.com/watch?v=RQB3o0k6B5Q esta canción la desempolvo después de muchos años de no oirla.

sábado, 28 de marzo de 2009

Mamá gata


Hay días en los que parece que no pasan las horas, con ropa sin doblar, cansancio y sueño acumulado...la mañana soleada escarbando en la tierra para darle color; la tarde de lluvia y sobre todo la ausencia...
Y en un día que bien podía haber sido uno más, algo de vida apareció en uno de mis armarios, en el jardín. Una gatita callejera aprovechó un espacio en una de las baldas y cuidaba allí de cinco preciosos gatitos. La vi por aquí rondando, pero nunca pude imaginar tal cosa. Hoy, al sacar mis "aperos" de jardinería los encontré. Lástima que no podrá verlos Pablo, se asustó y cuando quise darme cuenta se los había llevado al sentirse descubierta, cómo somos las madres! En cualquier caso, espero que estén cobijados en algún sitio seguro, no para de llover.

http://www.youtube.com/watch?v=lq2I28ieaS8

viernes, 27 de marzo de 2009

jueves, 26 de marzo de 2009

lunes, 23 de marzo de 2009

paraiso

El paraíso es ese sitio al que todos quieren ir algún día y que yo ( y algunos, unos pocos) tenemos la suerte de poder ir, aunque no todas las veces que nos gustaría.
Cada vez que cachito y yo nos hacemos una escapada allí volvemos supervitaminados y mineralizados. Pero como siempre todo lo bueno acaba antes de lo que nos gustaría, y volver es como despertar de un sueño dulce…hay muchas cosas que te hacen levantar por la mañana con una sonrisa, y ésta es una de ellas, aunque a decir verdad, últimamente, me sobran los motivos.

jueves, 19 de marzo de 2009

Feliz día del padre

Felicidades a todos los papás: a los que tienen la suerte de formar parte de la vida de sus hijos a diario, porque es su prioridad y porque hacen ese esfuerzo; a los que desean con todas sus fuerzas estar cerca de sus pequeños y no pueden ( por trabajo,por las guerras...). A los que luchan contra el desamor y nos les queda más remedio que conformarse con un " régimen de visitas". A los que trabajan día y noche para sacar a su familia adelante, a los que se quedaron sin trabajo en los últimos meses y pasan las noches sin dormir pensando cómo salir del atolladero. A los perdieron a sus hijos en hospitales, carreteras,etc. A los que fueron papas recientemente ( felicidades Alex!).
A mi padre, que es padre, y es abuelo-padre de mi hijo: gracias, te quiero! Y a todas a quellas mamis que hoy se levantaron con una sonrisa oscura que oculta la tristeza de saber que sus hijos no tienen padre ( por diferentes circunstancias), o que sus padres no quisieron serlo del todo, o huyeron. A éstas también que, como yo, celebran el día el padre-madre porque ejercen , en cierta medida, los dos papeles.
http://www.youtube.com/watch?v=Pu-0IzEoDJo, me la cantaba papi...
http://www.youtube.com/watch?v=7ODT-SMbB6A&NR=1, gracias

martes, 17 de marzo de 2009

Amelie

http://www.youtube.com/watch?v=aip3836VtZ0
Me encanta Amelie; estará loca? está loca igual que yo, eso seguro. Porque veo lo que ven sus ojos y siento las mismas cosas y las mismas ganas de llorar por tonterías. Porque recorto fotos y las pego todas juntas y dejo notitas a quienes me quieren en los rincones. Porque rozo lo absurdo cuando me enfado y cuando me enamoro; ella tiene más suerte. Y paso las horas mirando el techo con su música en mi mente. y porque amo Paris y Montmartre como si fuera mía y la pudiera abrazar en un instante

Una parte de nosotros

Todos los días se muere una parte de nosotros y todos los días dejamos que nazcan cosas nuevas: cuando miramos atrás y vemos que lo andado es ya un trecho, y suspiramos porque hay cosas que aún nos duelen ( decepciones gigantes que nos trajo la vida, pequeñas caídas cuando no lo esperábamos, etc), algo de nosotros se escapa en esos supiros. Es como si suspirando cerrásemos o precintásemos una puerta.
En ocasiones, las buenas, miramos atrás y sabemos que todo eso que nos hizo daño y que se llevó parte de nuestra ingenuidad, ya pasó y que tenemos tooooda una vida por descubrir.
Lo que quedo atrás ya se murió y lo que nos queda está por nacer.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Otra vez la Luna.

Hoy la Luna vuelve a estar llena, y es curioso que a mi hijito también le apasione siendo él tan pequeñín todavía...Cuando la ve así en el estado en el que está ahora me pregunta "¿qué es eso?" aunque él sabe que es la Luna. Supongo que le asombra que alcance semejante tamaño y tamaña belleza, igual que a mí. En el coche me acordé de una canción y se la canté. Le gusta escuchar… Fue un momento de los de recordar cuando hoy después del baño le tenía rodeado con su toalla blanca sobre mis rodillas y frente al televisor apenas sin sonido pero que le iluminaba la carita me pidió “ mami canta la Luna”, y no puede resistirme...
http://www.youtube.com/watch?v=A3REPMDSCh4

martes, 10 de marzo de 2009

Publicidad que nos hace felices

Hay un anuncio en la televisión que el primer día que lo vi se me saltaron las lágrimas: es ése en el que el protagonista es un señor de ciento dos años que sale de viaje para conocer a un bebé recién nacido: son el hombre más mayor y el bebé más jóven. El producto es Coca-cola ( cómo no?). El anciano lee una especie de carta que se supone ha escrito a la bebé para darle la bienvenida al nuevo mundo. El mensaje es absolutamente enternecedor; lo que más me llama la atención es el tono vitalista y optimista. La voz del anciano, en off, es muy característica y el personaje en sí mismo es genial. La idea, en los tiempos que corren en los que parece que la crisis es lo único de lo que sabemos hablar y en los que parece que nada es lo suficientemente bueno, es un acierto, bajo mi punto de vista. La imagen del señor por el aeropuerto, su caminar desgastado, su voz desgarradora, su pasión al hablar de las cosas buenas de la vida, y sobre todo la propuesta de ver a la pequeña en brazos del anciano como dos puntos cardinales opuestos: dos antónimos con toda una vida de uno por hacer y toda una vida hecha del otro, me parece de un gusto exquisito.La familia reunida, el parto, el viaje en avión y en taxi y todas sus valoraciones... Felicidades a quien corresponda por este anuncio, y gracias pues si todos los mensajes publicitarios tuvieran la misma carga humana valdría la pena esperar para seguir con la programación de lo que estemos viendo.
http://www.youtube.com/watch?v=tzc3FFJDKU8

lunes, 2 de marzo de 2009

Volver


Siempre me quedo con ese sabor de boca que te deja un guiso cuando lo pruebas para ver cómo está de sal: metes la cucharilla en la olla y tomas una minúscula parte, te aguantas de coger más pues sabes que hiciste este gesto sólo para calcular el punto de sal. Cuando voy a París la sensación es la misma y cada vez que voy espero más y más de ella y nunca deja de sorprenderme...He vuelto a ir y siempre son las mismas canciones en mi mente nada más llegar, los mismos olores en la calle cuando paso cerca de una creperie de kiosco, o la misma sensación cuando cruzo el sena por la noche. Esta vez me supo a poco otra vez... Los días sólo tienen 24 horas y a París hay que ir sin prisas para poder perderte en ella. Cuando pienso en estos días allí me queda ese gusanito en el estómago de quien acaba de ir al mejor lugar del mundo y ha regresado fugazmente, como cuando tienes esa sensación nocturna de estar flotando y te parece caer en la cama de golpe y hasta te parece haber hecho un ruido espantoso; despiertas y ves que sigues allí, en el mismo sitio que hace unas pocas horas y piensas " quiero volver" pero sabes que no sabes si volverás y con cerrar los ojos no es suficiente.