lunes, 30 de marzo de 2009

Canciones viejas.

En el momento en el que me encuentro, es curioso, pero parece que se me acaban las canciones: siempre he dicho ( y siempre lo diré) que cada momento tiene su música y con ese concepto, creo, hay una gran diversidad; pero además da la casualidad de que ahora me doy cuenta de que también hay momentos en que esa diversidad se te queda “ pequeña” paradójicamente, porque te sientes tan bien que te identificas hasta con el chup-chup de la cafetera.
Me encanta y me sorprende ver a Pablo, con su gran sonrisa, emocionado con Mecano, ojalá que siempre tenga tiempo para escuchar…
Y me hace sentir bien pasarme el día tatareando canciones de siempre con letras de todos los colores, canciones, muchas regaladas, con las que ameno cada cosa que hago.
Buscas en los recuerdos y encuentras melodías viejas que hace muchísimo que no oías,¡ o peor! Que no recordabas…y me reconforta el ejercicio de volverlas a tener en mi mente o en mis labios.
http://www.youtube.com/watch?v=RQB3o0k6B5Q esta canción la desempolvo después de muchos años de no oirla.

1 comentario:

  1. Haz un esfuercito que verás que no se acaban. La música es lo que menos lugar ocupa de todo el saber que acumulas en el cerebro, se guarda comprimida (en Mp3? :). Cuando piensas que no caben más, entra otra. Y con el tiempo todas van saliendo, cuando toca.

    Pero si piensas que necesitas una ayudita no tienes más que ponerte a silbar, verás como sale alguna.

    Besos,

    Wilson, la pelota

    ResponderEliminar