martes, 7 de julio de 2009

Hay Lunas


Hay Lunas que saben a risas, a complicidad, a guacamole y humo de vainilla.
Hay Lunas que saben a recuerdos, a impotencia, a desazón y a incongruencia.
Hay Lunas que saben a vida, a ganas, a veranito y a cervecita fresca.
Hay Lunas que saben a pasión, a piel, a manos y a besos.
Hay Lunas que saben a lágrimas, a despedidas, a abrazos rotos, a realidad.
Y hay otras que saben a esperanza, a juego, a cenas, a miradas que recuerdan a miradas, a ganas detrás de una servilleta rota, a nostalgia.
Hay Lunas, las mejores, que te traen con su luz hasta casa, que le indican a tu camello el camino, con una sonrisa inventada en los labios y una lágrima tímida en lo más profundo, la de la distancia.


1 comentario:

  1. Y para las lunas rotas, siempre Carglass, eh? Ya lo dicen ellos: No permitas que una piedra en el parabrisas te estropee las vacaciones. :)

    Buen verano!!

    ResponderEliminar