sábado, 8 de agosto de 2009

Como un hielo.


Frío, escurridizo, en mis manos: como un hielo, que gotea, se deshace…Frío en una noche de bochorno que escurre por la espalda y por debajo del cabello.


Hielo fino en mis labios, para calmar mi sed de estío. Agua helada por mi cuello .


Hielo como una bocanada de frescor tintineante que abrasa y chirria en mi boca. Que molesta
pero gusta, que juega con los dedos y se va convirtiendo en agua y después del frío en nada.


1 comentario:

  1. Sugerente, evocador y...fresquito!!
    Felicidades!

    ResponderEliminar