sábado, 28 de noviembre de 2009

Lluvia


Días de lluvia: estar en casa con la música de fondo, pintando, leyendo, disfrutando de mi pequeño, jugando, con amigos, los de siempre, los de ahora…
Tardes sin nada que hacer que disfrutar, tan necesarias como escasas…
Echo la vista atrás y me vienen a la mente mil momentos del año: de los buenos y de los malos. Los malos siempre son menos, supongo que es cosa de ser optimista, lo prefiero.
La lluvia siempre me produce nostalgia, siempre me lleva a recuerdos, siempre me trae canciones a la cabeza…

http://www.youtube.com/watch?v=RA6pq9Nv4dg`, pero me gusta, es la forma de no olvidar cosas estupendas que una vive a veces sin relevancia, o de recordar lo que una quería y que a veces se nos olvida, porque resulta más sencillo adaptarnos a lo nuevo que aferrarnos a un ideal. La lluvia es mágica porque arrastra las hojas que el otoño tira sobre la calle, y se lleva mil cosas consigo: es como una ducha caliente antes de irse a dormir, limpia.

Y da la casualidad de que en tardes como esta de estar en casa tan tranquila después de la compañia de amigos y pequeños, tirada en el sofá y relajada siempre me viene a la cabeza la misma canción.


1 comentario:

  1. Temazo del Calamaro, sí. Aún suena por aquí en modo bossa de vez en cuando... Cuídate guapa

    ResponderEliminar