domingo, 29 de noviembre de 2009

Diamante

Tengo un diamante escondido en un brazo y puedo tocarlo con la yema de los dedos . Es un tesoro para cuando lo necesite. Es injusto llevarlo ahí, lo normal cuando se tiene una joya es lucirla: ponerla en lugar más visible del cuerpo. Hay épocas que son de plena austeridad, o es que soy boba.
Nunca dejaré de aprender cosas de las personas: en ocasiones cuando crees que has descubierto lo mejor de alguien resulta que va y te sorprende con algo aún más estupendo…porqué no somos capaces de plantarnos cuando sale una opción algo más que interesante, es lo que desconozco. Un diamante no debe de llevarse bajo la piel.

http://www.youtube.com/watch?v=qM38F7DYug4

2 comentarios:

  1. un diamante es para lucirlo niña. No todo el mundo tiene diamantes ;-)

    ResponderEliminar
  2. Todos tenemos algùn diamante dentro de nuestro brazo, algo o alguien muy valioso que se muere por salir, por ser utilizado o disfrutado pero es muy dificil decidir el momento apropiado para abrirnos la piel y sacarlo a la luz. Algunos lo reservan para situaciones muy desesperadas en las que ya sòlo eso nos puede ayudar y otros lo dejan escondido para siempre porque nunca ven el momento apropiado para sacarlo.
    Que curiosa es la vida y que curioso es que esperiencias vitales tan iguales produzcan formas de ver la vida tan distintas; a algunos la vida en momentos determinados nos ha hecho daño y nos refugiamos en vivir momentos sin importar lo que va a pasar el minuto siguiente, sin pensar en mañana ni en pasado, sin pensar en el porque ni en el como. Conformandonos con esa sonrisa que es tuya por un momento , en ese beso que acelera el corazòn, en el roce de esa piel que nos funde los plomos, sin importar que cinco minutos despues se acabè el mundo, porque si sucede sòlo por vivir ese momento ha valido la pena la vida.
    Otros sin embargo, el dolor les hace analistas de la vida, empieza a perder valor lo que siento en este momento difuminado por las consecuencias, los resultados, el futuro, el còmo me sentirè mañana o preguntandonos si esto es lo mejor que merezco.
    Yo he descubierto y sigo descubriendo cada dìa que todo lo que se tiene se puede perder en un momento, que es mejor usar hoy ese diamante, lucirlo y disfrutarlo mientras se pueda, porque mañana algo que a lo mejor no existe, y si existe que es lo màs seguro a lo mejor el diamante nos dura para siempre.
    Yo tenìa ese diamante, en forma de amiga; en cuanto me diò ocasiòn me lo saque para lucirlo y disfrutarlo y el tiempo que me durò te puedo asegurar que me ha encantado disfrutarlo porque era todavia màs tesoro de lo que yo creìa.
    Fenix

    ResponderEliminar