lunes, 28 de diciembre de 2009

Sin palabras

Ahora escribo desde el silencio: las palabras se agolpan en el cielo de la boca y se quedan todas pegadas.
Un silencio obligado, una sonrisa sin Navidad que se pierde en el camino y no encuentra el regreso.
Los días pesan como losas y los silencios sólo los hacen más largos, más absurdos y en definitiva, olvidados.
Palabras vacías de sonido que sólo recobran vida en conversaciones inventadas, soñadas. Retazos de realidad y fantasía en los que ya da igual que es lo inventado y qué lo dolido.
Escribo desde el silencio y de alguna forma ordeno: el silencio llegó al climax cuando ni pude escribir silencios y a borbotones las palabras se me caían de los bolsillos.
Es Navidad; una Navidad callada: muda de ilusión y espectativas, ausencias que se pasean sin derecho por mis días. Las luces apagadas.
Silencios como puños, como puñales que se clavan.
http://www.youtube.com/watch?v=lDOo2uskHMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario