domingo, 6 de diciembre de 2009

tierra


Desde arriba una niebla que se hace un manto y la montaña con su pico como una isla en medio del océano de nubes. La música, el calor de lo animal, los pinos, la tarde diciéndonos adiós y las risas. Silencio tras los cristales, el silencio de lo virgen, de lo auténtico. Un ciervo cruza la carretera corriendo. La belleza de lo que es nuestro y se derrumba bajo nuestros pies a pocos metros bajo tierra; porque queremos sacarle todo el jugo, exprimirlo como se hace con las cosas cuando son de uno, pero sin el cuidado y el respeto que se merece, como se hace con las cosas que son de todos…

http://www.youtube.com/watch?v=SoWCXcOcx10

No hay comentarios:

Publicar un comentario