domingo, 3 de enero de 2010

"Donde viven los monstruos"


Se me había olvidado que cuando tenemos miedo inventamos un monstruo. Que cada miedo tiene el suyo. Que hay algunos que creemos que sabemos o podemos echar y hay otros que no: que se quedan y conviven con nosotros en nuestro día a día…supongo que es la mejor opción…
Pero los mostruos también tienen sus miedos, también se ponen tristes y a veces tampoco quieren vivir con nosotros.
Hay varias opciones, pero lo más importante es la tolerancia y no ser tan exigentes: podemos tener miedo a cosas a las que incluso, ya no temíamos. Es echar al monstruo para que después regrese. Pero no hay que olvidar que los monstruos los creamos nosotros, y que el final de los cuentos puede depender de nuestra imaginación; hacer bueno al monstruo y llevarlo lo mejor posible. A veces se nos hace tan nuestros que nos cuesta separarnos de nuestros miedos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario