martes, 5 de enero de 2010

Si tuviera tres añitos



Si tuviera tres añitos hoy estaría pensando en si mi carta, aquella que escribí hace días con mi mami, habría llegado a su destino.
Si tuviera tres añitos estaría en este momento nervioso, recién bañadito y cenadito, preparado para la noche “ más corta del año”.
Si tuviera tres añitos estaría rememorando todas las noches que dedicamos a mirar una y otra vez (hacia delante y hacia atrás), la revista de los juguetes…
Si tuviera tres añitos apretaría fuerte los ojos para que mañana fuese hoy. E intentaría agudizar mis oídos para oír los ruidos de los camellos bebiéndose mi agua , y las cajas de regalos resbalar por el suelo.
Si tuviera tres añitos estaría lleno de ilusión porque mañana es uno de los días más felices de la vida de un niño.

Y, aunque no tengo tres añitos, esta noche y mañana, posiblemente, para mí también sean unas horas llenas de ilusión y de nervios: merecen la pena las colas, la hucha rota, los agobios de los centros comerciales, el papel de regalo por todas partes…porque compartir estos días con mi niño, de tres añitos, es simplemente único.
Así que a todos aquellos que tienen la suerte de poder vivir todavía este cuento que nos hemos inventado para ellos, quiero desearles que lo vivan con todas las ganas, que lo disfruten con intensidad: es magia, es la ingenuidad hecha valor y no se puede comparar con nada.


3 comentarios:

  1. Si tuviera tres años dormiria a pierna suelta, por que no tendria ni idea de que las cosas hay que pensarlas para que no se malinterpreten, por que no seria consciente de que las cosas no son lo que parecen, por que nos hemos infectado de la mala vida, por que lo sencillo no parece atractivo, por que no sabria que hay que tener en cuenta tantas variables.
    Creo que tengo tres años y no me he dado cuenta.
    jijiji.

    ResponderEliminar
  2. Creo que para que las cosas no se malinterpreten, ( sobre todo cuando es con personas a las que se quiere de verdad), lo mejor son las palabras.En cualquier caso, siempre es bueno ser asertivo, e intentar ponerse en el lugar de los demás: en lo qué pueden sentir con nuestros actos, en sus sentimientos...supongo que cuando hay sentimientos, no meter la pata es complicado y que las cosas sean sencillas sin las palabras adecuadas, las complican más. Un beso querido " jijiji"

    ResponderEliminar
  3. Me has recordado este video, que, a su vez, me recordó tremendamente mi infancia...
    http://www.youtube.com/watch?v=AjM5Z1NUiK0

    ResponderEliminar