viernes, 26 de febrero de 2010

Ocio barato en tiempo de crisis


Toda época de crisis ha sido el agua de cocer nuevas tendencias en todas las artes: los pensadores y luchadores de ideas siempre se han matado por inventar, con las crisis buscamos formas superfluas de vivir con una venda en los ojos, para no ver por dónde sale la sangre: ojos que no ven…
A principios del siglo XX los artistas creaban mundos imaginarios de cisnes y flores de loto, telas adamascadas, castillos y princesas. Muebles y espacios sin esquinas y parques llenos de tulipanes y lagartos.
Comenzamos el XXI con una crisis que salpica los ánimos en el que algunos pensadores y artistas ya han creado una plataforma que trata de vacunarnos contra la desazón de las malas noticias.
Y los comunes vamos todos como alineados a consumir de estos mundos de mentira a los que las nuevas tecnologías nos acercan: páginas donde encontrar a aquel compañero del instituto al que casi habíamos olvidado, programas de TV carentes de cultura y raciocinio que te obligan a no pensar demasiado, aplicaciones informáticas con juegos de granjas donde hacerse rico es fácil si escoges buenas semillas y te tiras horas frente a la pantalla…uno deja de ser uno, pierde identidad, se hace plano y se abandona a un ocio barato.
La princesa está triste..., ¿qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro.
Está mudo el teclado de su clave sonoro,
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.
El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
y, vestido de rojo, piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Orientela
libélula vaga de una vaga ilusión.
( Rubén Darío)
http://estosololoarreglamosentretodos.org/sumate

jueves, 25 de febrero de 2010

Notas

Notas: las que ponía mi madre en la nevera “ no te olvides el bocata”; las que me dejaba aquel novio en mi mesa de becaria “ hoy vienes muy guapa”; notas: aquellos papeles casi siempre minúsculos cargados de un cariño incontenible que habla por sí mismo y se concentra en unas pocas palabras.

Notas: aquellas que aparecían en lo alto de los exámenes y que supuestamente evaluaba todos mis conocimientos sobre la materia planteada; superfluas, llenas de horas de estudio, pequeñas pero hirientes o satisfactorias. Absurdas pero necesarias.

Notas: esas partículas que se unen en el espacio y se aglutinan en un aroma; apretándose para caber todas y fusionándose en una fragancia distinta para narices especialistas. Exóticas, dulces, ácidas, embriagan.
Notas: mis preferidas. Esas notas que salen de un instrumento y se mezclan , acompasadas y alcanzan un todo que me desplaza a un espacio irreal donde los pies y la cabeza no tienen porqué estar en su orden natural. A veces intrusas, otras buscadas. Cargadas de belleza, me taladran el cerebro y me siembran el corazón de unas sensaciones que ningún otro estímulo consigue. Notas elegidas, encadenadas.
Y cerrar los ojos para no dejarlas confundir con imágenes… cuando las tengo tan cerca como ayer, y tan buenas, me estremezco.
http://www.youtube.com/watch?v=4S7DmnjWTSk

viernes, 19 de febrero de 2010

Ojos

Tus ojos.

Conexión, una mirada medida, fijamente sin temor; y al fondo escondido un ser minúsculo o gigante esperando la mía. Sin miedo me adentro, tímida hasta el fondo, para observarlo todo, para mirármelo todo y llevarlo agarrado a mi retina, no sé hasta cuándo pero se adhiere. Oscuros.

Mis ojos.

Mantener la mirada cuando te sientes desnudar por dentro, en cada una de las salas. Conexión. Y esos fuegos artificiales tan difíciles de encontrar por las calles, cuando se encuentran tus ojos y los míos en un punto en el centro de las intenciones…
Las risas: porque lo primero con lo que río es con la mirada, cuando he de torcer el gesto para no sentirme tan llena de ojos, me río con los míos y durante breves segundos me siento ruborizar.

Cuando dos miradas se cruzan y van llenas de eso que no son lágrimas, quiero mirar todo el tiempo.

http://www.youtube.com/watch?v=c9LcnRmih0c

martes, 16 de febrero de 2010

LLuvia


Lluvia.
El agua que arrastra en cantidad todo cuanto toca.
Símbolo inequívoco de pureza desde siempre pero ensuciándolo todo, embarrizando.
Los campos ahogados en el llanto y los árboles a rebosar de lágrimas, hinchados.
Lluvia.
Las gotas chorreando por los cristales, amontonándose en los cercos de las ventanas, agolpándose en los dinteles de mármol.
Lluvia.
Tedio, desidia, las horas muertas mojadas.
Los días inundados de espera, a que pase el frío invierno: una suerte si no hiela.
Lluvia
Brotes bajo el agua que asoman temerosos, como esos besos a oscuras improvisados.
Pájaros en el cielo asustados y en la cabeza volando hasta donde el Sol calienta, para anidar de una vez por todas.
Lluvia, lluvia, lluvia: ya queda menos...

http://www.youtube.com/watch?v=ul76Wlhrkas

lunes, 15 de febrero de 2010

Lágrima y sonrisa

Anoche supe que Mercero tiene Alzheimer. Y me dolió profundamente. Son aires que llevo respirando más de quince años, pero no me acostumbro, es más, no quiero.
Y en verdad, cuando miro alrededor y veo sillas de ruedas y alimentaciones asistidas, pienso que más dulce es la de Mercero; pero cuando recuerdo esas mentes perdidas, como un fósil en el tiempo, cuando les veo que ni capaces son de reconocerse a sí mismos en un espejo, ni a sus propios hijos: toda la vida formando una familia para después no recordar sus caras… me cuesta tragar saliva.
Y que te den un Goya y que no sepas ni lo que tienes delante…
Ha sido muy triste, una verdadera patada de la vida al arte, como otras. Si él hubiera estado en la sala del Palacio de Congresos en lugar de en su casa levantándose mil veces del sillón sin rumbo fijo ( como hacen todos), y sin saber que vitoreaban su nombre cientos de colegas, probablemente de su propia historia haría una película de esas a las que él tenía costumbre.: donde la lágrima y la sonrisa se dejaban el paso una a la otra elegantemente.
Puto Alzheimer.


http://www.youtube.com/watch?v=4f-wGJmINRs

http://www.youtube.com/watch?v=jtzy8Gf4bcQ

jueves, 11 de febrero de 2010

Diógenes


Hay personas a las que no les cuesta deshacerse de sentimientos y para las que hoy significan algo y al día siguiente nada. Yo me apego a casi todo: en cuanto tengo algo o a alguien cerca durante más de unas horas le cojo cariño.
Y es una desazón muy grande porque en la vida estamos continuamente eligiendo y desechando opciones.
Cuando se trata de personas sufro un montón; y la gente a la que realmente quiero, necesito tenerla cerca, necesito que no me olvide, necesito saber que buscando un huequito podré compartir aunque sólo sea un café. Olvidar no va conmigo. Al final es como el síndrome de Diógenes : acumulas objetos que no sirven de nada simplemente por la pena de separarte de ellos. Igual con las personas: un cúmulo de personas ,a cada cual con su sentimiento, que llegado el momento no aportan nada en tu vida…pero olvidar no va conmigo: y el corazón está lleno de pequeños apartamentos donde caben todas las alegrías y las tristezas que comparto con los más allegados y con desconocidos con los que me cruzo un día.
Olvidar no va conmigo.

lunes, 8 de febrero de 2010

Mayordomías.


Infinidad de recuerdos de infancia cerca de ella es con aquellos trajes: esa actitud socarrona y festera que se le ponía y esa carita de “ ahí os quedáis! ”
Recuerdo aquellas tardes de verano cosiendo sentada en la era: todos aquellos recortes de fieltro negro con forma de flores y hojas. Os oía riendo y pasándolo bien, todavía se acuerda María cuando me ve…
Y después ir al baile todos juntos y cantar las Habas Verdes, todos los niños la sabíamos.
Hoy, ayer, formé parte de todo esto. Casi sin darme cuenta y por dar rienda a su capricho. Hace siete años que me apunté, que me bautizaron, parece que fue ayer.
Este año me tocaba a mí hacer los honores a la Santa, y todo salió bien. Gracias a mis padres, a la gente, a mis primos, a mi hijo, a mi abuelo y a ella, que al fin y al cabo es el Alma Mater. Ha sido una gran responsabilidad pero lo hemos pasado muy bien: con el corre corre, con los músicos llegando tarde, con los bollos dando vueltas, mi padre del brazo, el frío y las campanas, la “ retafía”, y el dolor de pies de bailar y bailar.
Ya acabó. Me duele el cuerpo de los nervios de estos días, del trotar, del reír. Me duele el alma cuando me marcho, cada vez más: sé que puedo volver mañana, pero tengo miedo volver y que las cosas no estén como las dejé.

martes, 2 de febrero de 2010

Gritos



Gritos: rompen la armonía del silencio.
Gritos: saltan despaboridos, algo asustados, disparados a traición o con alevosía.
Gritos: abocados a ahogarse en el humo, a rebotar contra las paredes, a instalarse en los oidos pasando por el alma
Gritos: absurdos para ganar razones.
Gritos: reñidos, discutidos, dolidos.
Gritos: callados, a voces, tatareados.
Gritos sin seso, sin gracia, sin medir, sin sentir…
Gritos, cada vez nos toleramos menos ellos y yo…huyo.

http://www.youtube.com/watch?v=21TfnF4m7os