jueves, 25 de marzo de 2010

Gente


Gente:
Gente que pasa, que va y viene.
Gente que al final son caras sin alma, deambulan por nuestras vidas.
Gente que se acerca y que se aleja; que hoy es y que mañana dejan de ser. Como si fuera tan sencillo.
Gente que se cruza y se descruza, sin mirar atrás. Sin dejar huellas para no ser acusados. O sí, dejando un rastro: el de arrastrar los pies, el de amar, el de recorrer o el de compartir. Y después trata de borrar, de aniquilar instantes.
Gente que en el tumulto no destaca, pero que son una hucha de emociones, de vivencias, de huellas dejadas en otros crímenes.
Gente que quiere no ser vista.
Cuando sólo veo gente me doy cuenta de que no he aprendido nada.

1 comentario:

  1. Gente...como asusta esa palabra, cuando vamos llenos de sentimientos sin nombre.
    Gente como botellas vacías, esperando que las llenemos para hundirse.
    Por eso los nombres, por eso las palabras: la única esperanza del naufrago en el mar de gestos, de las voces.
    Lagrimas con las que ir llenando, hundiendo botellas.
    Gente.

    ResponderEliminar