jueves, 11 de noviembre de 2010

María


Me he leído en cuento; un cuento escrito por unas manos conocidas, cercanas, a las que admiro y quiero. Y me ha gustado. Supongo que nunca me vi descalza por encima de unas páginas, ni por dentro. Y, es curioso, porque me veía en el espejo: un espejo lleno de letras y de sombras en las que estaba escrito mi nombre con flores…demasiada alegoría para llevarlo de por vida colgado. Pero algo de mí y de sueños ( los que a veces otros ven en uno ), y rodeada de flores de abril, mi abril. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario