martes, 9 de noviembre de 2010

Rianxeira


Te has ido: te han llevado, te han devuelto al lugar que es ahora tu sitio…y te echo de menos. Te añoro, me cuesta tenerte lejos, saberte en la otra punta y que no puedo ir a verte cuando quisiera, y que no haya una voz, la tuya, al otro lado del teléfono…

Las “ Rianxeiras” cantadas a trozos, las manitas llenas de pinturas, tus abrazos sin prisa por la mañana, y tus saltitos con el dedo en alza cuando propongo casi cualquier cosa. Y él, que es como tu alma gemela cuando estáis juntos, preguntando todas las tardes por ti, parece que ya va entendiendo cuando le intento explicar las cosas; se queda callado mirando por la ventana del coche, resignación: la de todos.


Se me queda el teléfono lleno con tu voz y tus fotos, el espacio que ocupas vacío hasta la próxima vez, y los papeles sobre mi mesa llenos de lágrimas, las de no tenerte…
Empieza la cuenta atrás hasta que vuelvas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario