viernes, 23 de diciembre de 2011

Navidad´80s






Volvió otra Navidad: con sus recuerdos, con todas las nostalgias que caben en un invierno, en 34 años…:
Aquellas noches nerviosos, los dos, esperando que amaneciera; recuerdo, aquellos encontronazos en el pasillo a oscuras, llegábamos al salón y palpábamos las cajas con sus plásticos, y sonreíamos, para nosotros ( por dentro, como hacen a veces los niños…). Nos mirábamos con la luz de las farolas del parque alumbrando la sala, los pies descalzos en la moqueta marrón, a él le brillaban los ojos y yo quedaba más tranquila: está todo en su sitio…




Y corríamos de nuevo a la cama con el estómago en un puño y el corazón dando trompicones. Los pies fríos de ese suelo oscuro del pasillo. Y dormíamos de nuevo hasta que sonaba “ El tamborilero ”…Papá Noel ha venido!















domingo, 6 de noviembre de 2011

Allí estaremos, contigo.





A oscuras, la de la necedad, la del abandono…a oscuras caminando con caras, rostros, manos y corazones detrás.


Con un objetivo claro: la voz de un pueblo, el más pequeño quizá ( eso es lo de menos); uno que te elije para la lucha, la del despropósito, y las zancadillas, insultos y descalificaciones; uno que confía en ti a ciegas, y en esta ocasión son “ciegas”.


Y dejando de lado intereses personales, tu salud, tus aficiones, tu ideología…no se trata de eso esta vez…


Se trata de mirar hacia adelante y ver un futuro sin recursos, sin campo de futbol, sin fiestas patronales, sin caminos transitables, sin aguas limpias, sin montes verdes, sin talleres para mayores, sin luz, sin proyectos, sin ilusión…


Se trata de mirar hacia atrás y buscar un culpable, un candidato que no quieren que pierda un lugar en el mundo: el más dormido, el más abandonado, el más pequeño…eso les da igual. Es una ocupación democrática pero manipulada y que durante años han sido como bárbaros cuyo único interés era poner su bandera. Y hoy se escapan, o dan la cara a medias y se ponen una máscara en la que pone “maldito” aunque muchos leemos “cómplices”.



Y te seguimos, con todos los corazones: los viejos y los jóvenes, los que estamos y los que estuvieron; aunque delante te esté esperando la farándula del desatino, aunque te descalifiquen para hacerte débil, para hacerte olvidar que eres un hombre todo alma llena de valores.




Allí estaremos, contigo, con Trefacio: " soluciones ya!"



miércoles, 12 de octubre de 2011

Granada




Como una granada que se abre al Sol y deja que le brillen los granos: rojos, dulces, frescos, refrescantes…Con la coronita dura y picuda; con la piel tersa, rosada y con esa belleza exótica en su interior: una hucha que esconde un gran tesoro…


Y amarrados a su carne cada diminuto rubí, haciendo un cerebro conexo por los hilos amarillos.


Y su sangre pegajosa y limpia, que mancha todo lo que resbala. Es la sangre de cada pieza, y al sangrar una se descubre la siguiente.


Y ese dulzor que se pega al paladar y chirrían piedrecitas entre los dientes…


Así, como una granada, son mis ilusiones., y quiso la Luna abrirla en dos.


lunes, 26 de septiembre de 2011

Resignación de león




Un león enjaulado: dando vueltas, con toda su rabia puesta en el suelo.



Mira a través de las barras y sueña…deja su imaginación volar y se ve coronado en una selva que nunca vio.



Los colmillos haciendo aguas en la barbilla, el cabello lacio de no darle el Sol.



Y el tedio de ver pasar los días y saber que nunca saldrá de la jaula: los ojos puestos en el infinito, nunca se imaginó igual.



Y sin embargo con esa felicidad perdida del que se acostumbra con poco, mascando la carne que tiene echada encima sin ningún esfuerzo, pero agotada de rendirse a lo que le ha tocado.



Fiera, resignada, derrotada, y feliz…te admiro...






jueves, 21 de julio de 2011

Desde el ático






Puntas como lanzas de un cuadro del que todos saben su nombre, son las antenas hasta el cielo; calles de atardecer recorridas de tu mano: del cielo al Madrid de la calle y a las plazas de gritos, niños jugando el verano.


El aire se torna una brisa que se agradece después de tocar el cielo con las manos, y en la estrechez de las mesas alienadas se cuela como un ángel que devuelve los alientos.


La calle parece de piedra, es de colores: de todos los colores del mundo y no me reconozco paseando por ella hasta la plaza.



Estoy en Madrid y el Sol está tostando la noche y huele a menta y canela: cierro los ojos y me veo en lugares en los que estuve y con los que siempre sueño para poder repetirlos en mi mente.


Se me parte el corazón en trozos, pero estoy en Madrid, en mi Madrid viejo.







martes, 7 de junio de 2011

Contigo





Te miro a los ojos y cada vez veo más de mí en ellos: me desdibujo, mi perfil pierde forma porque la toma en el tuyo.



Acaricio tu piel y se produce una amalgama, como una masa de pan a la que le vas añadiendo harina y la va tomando y crece.


Respiro a tu lado, cuando duermes en mi seno y me hago chiquitita y entro con el aire que va y viene, un viaje a tu interior…



E incluso a veces, imagino, pienso, sueño, y veo tus pensamientos encontrarse con los míos y danzar dados de la mano, y nos miramos y sonreímos: sinergia.












jueves, 12 de mayo de 2011

Esos amigos

Esos amigos que tuercen la cara cuando les miras a los ojos,

Esos por los que sueltas marras y te llevan a la deriva

Esos que te ponen el agua a calentar para darte un baño de masas y cuando te miras los pies los llevas llenos de barro;

Los amigos que son tus amigos y un día sin saber porqué dejan de serlo…

Amigos con los que has reído y que les has reído las gracias, y ahora se ríen sin ti pero contigo

A esos a los que les diste para ganar y ahora que ganas tú se dan la vuelta,

Los que te niegan, como el otro tres veces…

Esos amigos capaces de enseñarte el puñal con el que quieren matarte

Les miras a la cara y no distingues gestos, les tiendes las manos llenas y te las devuelven vacías, arrancan a pedazos cada página del libro que escribiste con ellos.

Aquellos amigos que se fijaron en ti para cuidar sus espaldas , con los que te tomaste la última cuando ya no tenías sed

Esos amigos, desengáñate, no son amigos…

martes, 5 de abril de 2011

Soy primavera


¿ Escribir?

Cada vez me encuentro menos en espacio donde caben las letras: me las pego al pecho o a la garganta para tragármelas, supongo que por eso el nudo…

Pero me supone un esfuerzo que antes no me suponía; es como si tuviera que tirar de ellas, como el parto de una vaca. Me agota.

Y supongo que es así porque tengo que esforzarme por darle nombre a un sinfín de emociones que tengo como una ensalada sin aliño.

Me siento muchos días en mi sillón con el propósito firme de hacerlo, de tomar papel-teclas y ponerme a escudriñar. Pero no lo hago...

Cada día soy más Sol y nubes y me cuesta horrores alcanzar una temperatura intermedia: me estoy haciendo de tormentas de verano…y lo peor que me deja después doloridos todos los huesos, la humedad no se seca si no calienta bien fuerte el Sol.

Pero creo que el problema es que me acostumbro a ese estado de ánimo, y lo llevo con la misma naturalidad que el flequillo.

Y miro mis días con perspectiva de Spa y me siento bien y pienso que son estupendos, pero cada instante me tira como por dentro y tengo que hacer un esfuerzo por tirar de mi sonrisa. El niño y la suerte ( aún a pesar de no creer en ella), de haber encontrado quien suba a mis montañas son lo que me dan luz, con la que me levanto.

Y para las nubes, paraguas.


Ya he escrito...



martes, 15 de marzo de 2011

Yo no estoy loca




Hay cosas que no cambian…las personas menos:


Supongo que se podría decir que la forma de hacer las cosas es siempre la misma cuando uno no se da con una piedra y se hace un “ escalabrao”.


Y supongo también que el hecho de hacer las cosas bien no siempre da como resultado algo positivo.
Hay personas a las que les encanta andar con el bello de punta y sin mirar hacia el frente; esas que de reojo a veces esbozan una sonrisa detrás de la cual esconden una vergüenza, un “ malhecho”, una escapada o una renuncia, tú eres uno de esos.


Lo bueno, lo mejor, es que bien es cierto que estuve durante muchos días, meses, creyendo que merecía tu retirada, esa fuga cruel que tomaste aquella tarde con la bandera alta llamándome loca. Me culpé, en lo que sabía que puede equivocarme.


Y me perdoné poco a poco, cuidando mi vida y la que tenía en mis manos, con remordimiento, con angustia, pero con firmeza.


Y ahora, ahora el bandazo lo das por detrás, ( debió dejarte buen gusto de boca hace 4 años), o es que la primavera le sienta mal a tu corazón, o es que celas la vida que llevo: la que me ha tocado, o mejor, la que me he buscado con todas las ganas porque es la que quería.


Y vas encontrando menos tiempo para lo único que nos une, que lo es todo. Y dándote sitio en mi sillón, confianza y apoyo, vuelves a dejarnos tirados rompiendo ese pacto que estaba en el aire y que jamás se firmó, el de olvidarnos a odiar:


No puedo obviar que este es tu estilo, en el que te sientes más cómodo. Y parece que a día de hoy las cosas van seguir así , no sé hasta cuándo. Esperaré, pero nunca volverán a ser como hace menos de una semana: por muy tonta que me creas sólo sonreía por la sangre que compartimos.


Lo bueno, si existe, es que esta vez me siento muy orgullosa de que me hayas devuelto el favor de intentar ayudarte, con un navajazo por la espalda y sin pedir perdón…esta vez, no tengo yo la culpa.


El tiempo nos va poniendo a cada uno en nuestro sitio, y yo no pienso moverme del mío…



Gracias amor por apoyarme sin fin.


martes, 22 de febrero de 2011

Vuelvo

Bajo los pies: andada y conocida. Bajo mis suelas y las tuyas…

Querida, recordada, como si de un tesoro se tratase, como un secreto.

Y es que me llena las manos de riqueza, se me queda pegada al alma cada vez que la camino, que la escucho con esa música de acordeón que lleva implícita en sus calles.

Me llevo la humedad del río, el olor viejuco de los buquinistas, ese pasar por delante de las patisseries y querer comerse cada pastel, el colorido de los sex shop de Pigalle, el orientalismo inventado del Sacre Coeur…

Y una Luna llena y brillante que parlaba français.

Siempre vuelvo, como hipnotizada por el qué se yo, como una sirena: París me susurra al oído y vuelvo, vuelvo, vuelvo…


http://www.youtube.com/watch?v=-tVA-OkOT9I

domingo, 30 de enero de 2011

Bajo el agua



Bajo el agua: con esa sensación de libertad que sólo se tiene con litros de agua en la nuca.


Las manos extendidas, sin dolor, sin ese escozor de los últimos días.


Las piernas en un movimiento casi olvidado, un baile que te mantiene a flote; o escarbando hacia el fondo como una langosta…


Lo ojos cerrados, la mente en blanco, sólo siendo agua, transformándome en un ser casi intangible…

domingo, 9 de enero de 2011

2011

Llevo varios años en los que cuando empieza enero trato de no hacerme a mí misma ( y mucho menos al resto) ningún tipo de promesa absurda que quizás nunca cumpla y aumente el groso de mis múltiples frustraciones.
Pero es cierto que es complicado tratar de hacer como si ayer hubiera sido sólo ayer y que con un cambio en el almanaque no hay que empezar como si de algo nuevo se tratara.
El que conoce mi día a día sabe que me valgo de empujoncitos para salir del atolladero de la rutina, pero es cierto que llevo una etapa más tranquila: como si supiera que hay renglones que tenía pendientes que ya leí; aunque lejos de la realidad creo que es una vaguería que desconocía en mí y que mira! parece que también existe…
Piscina, leer más, reír mucho y comer más sano no son propósitos, son despropósitos con los que me levanto cuando empieza un nuevo año y que casi nunca cumplo.

Este año, no pienso intentar nuevo que no me apetezca.
http://www.youtube.com/watch?v=JUSA42a2TDM