domingo, 30 de enero de 2011

Bajo el agua



Bajo el agua: con esa sensación de libertad que sólo se tiene con litros de agua en la nuca.


Las manos extendidas, sin dolor, sin ese escozor de los últimos días.


Las piernas en un movimiento casi olvidado, un baile que te mantiene a flote; o escarbando hacia el fondo como una langosta…


Lo ojos cerrados, la mente en blanco, sólo siendo agua, transformándome en un ser casi intangible…

domingo, 9 de enero de 2011

2011

Llevo varios años en los que cuando empieza enero trato de no hacerme a mí misma ( y mucho menos al resto) ningún tipo de promesa absurda que quizás nunca cumpla y aumente el groso de mis múltiples frustraciones.
Pero es cierto que es complicado tratar de hacer como si ayer hubiera sido sólo ayer y que con un cambio en el almanaque no hay que empezar como si de algo nuevo se tratara.
El que conoce mi día a día sabe que me valgo de empujoncitos para salir del atolladero de la rutina, pero es cierto que llevo una etapa más tranquila: como si supiera que hay renglones que tenía pendientes que ya leí; aunque lejos de la realidad creo que es una vaguería que desconocía en mí y que mira! parece que también existe…
Piscina, leer más, reír mucho y comer más sano no son propósitos, son despropósitos con los que me levanto cuando empieza un nuevo año y que casi nunca cumplo.

Este año, no pienso intentar nuevo que no me apetezca.
http://www.youtube.com/watch?v=JUSA42a2TDM