martes, 15 de marzo de 2011

Yo no estoy loca




Hay cosas que no cambian…las personas menos:


Supongo que se podría decir que la forma de hacer las cosas es siempre la misma cuando uno no se da con una piedra y se hace un “ escalabrao”.


Y supongo también que el hecho de hacer las cosas bien no siempre da como resultado algo positivo.
Hay personas a las que les encanta andar con el bello de punta y sin mirar hacia el frente; esas que de reojo a veces esbozan una sonrisa detrás de la cual esconden una vergüenza, un “ malhecho”, una escapada o una renuncia, tú eres uno de esos.


Lo bueno, lo mejor, es que bien es cierto que estuve durante muchos días, meses, creyendo que merecía tu retirada, esa fuga cruel que tomaste aquella tarde con la bandera alta llamándome loca. Me culpé, en lo que sabía que puede equivocarme.


Y me perdoné poco a poco, cuidando mi vida y la que tenía en mis manos, con remordimiento, con angustia, pero con firmeza.


Y ahora, ahora el bandazo lo das por detrás, ( debió dejarte buen gusto de boca hace 4 años), o es que la primavera le sienta mal a tu corazón, o es que celas la vida que llevo: la que me ha tocado, o mejor, la que me he buscado con todas las ganas porque es la que quería.


Y vas encontrando menos tiempo para lo único que nos une, que lo es todo. Y dándote sitio en mi sillón, confianza y apoyo, vuelves a dejarnos tirados rompiendo ese pacto que estaba en el aire y que jamás se firmó, el de olvidarnos a odiar:


No puedo obviar que este es tu estilo, en el que te sientes más cómodo. Y parece que a día de hoy las cosas van seguir así , no sé hasta cuándo. Esperaré, pero nunca volverán a ser como hace menos de una semana: por muy tonta que me creas sólo sonreía por la sangre que compartimos.


Lo bueno, si existe, es que esta vez me siento muy orgullosa de que me hayas devuelto el favor de intentar ayudarte, con un navajazo por la espalda y sin pedir perdón…esta vez, no tengo yo la culpa.


El tiempo nos va poniendo a cada uno en nuestro sitio, y yo no pienso moverme del mío…



Gracias amor por apoyarme sin fin.


4 comentarios:

  1. Ostras!

    Relax, amiga. Ya sabes mi opinión de que el tema de las culpas igual mejor para los católicos que la analizan y usan mejor. Qué más da la culpa? El tema es el dolor o la rabia que sientes, intenta darle algo menos de importancia apoyándote en tu gente y a correr.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Culpa: siempre me ha parecido una palabra llena de raices, de ramas...aunque al final se agoste, yerma, en esa ceniza que comparten dos personas, cuando ya no tienen nada más que darse.

    culpa...tu no sabes nada de ella, porque la culpa hay que guardarla en los bolsillos: a oscuras, escondida...y tu siempre vas desnuda. Con un pañuelo, a lo sumo , pero desnuda.

    En mi mundo de raices , yo la amaso como un tesoro; tu no sabrías que hacer con ella.

    Tírala, tirala y camina un rato, que de no moverse le dio el hipo al gato. Ops!,es que me estoy adentrando en los jardines de la poesia. impresionante, no? ;-)

    un beso, bonita.

    ResponderEliminar
  3. Again: birthday.
    Que fácil es lo fácil.
    Lo dificil tiene más letras.
    He escrito, hace poco a un trozo de mí. Pegao al que tu ocupas, pero algo diferente. Sin piel, sin letras. Te lo pasaré la próxima vez que comamos, en ese asiatico en el que aireamos nuestra amistad.
    Y que miedo, miedo de los sueños cuando empiezan a a asomar al mundo de verdad. Que miedo de llegar a unas letras que pueda compartir con gente, personas que no me quieran como tu: respeto, cariño...esa consciencia de que la vida es preciosa en la medida de los corazones que nos vigilan...
    Voy construyendo, ese mundo por fuera que me deja sacar el que me entierra por dentro, y tu eres uno de los faros que me hace evitar ese filo, precioso, de la escollera.
    Cádiz...
    Gracias, bonita, por saber que serás una de las pocas parefernalias que mañana me sonaran a copla, a cuarteto de tres, a casa.
    un beso.

    ResponderEliminar
  4. Y escribe, por favor, de esas alegrias que a mi alma llena de ecos le suenan sin voces.
    Al menos, para que no tenga que repetirme: 1,2,3 comentarios...

    ResponderEliminar