martes, 7 de junio de 2011

Contigo





Te miro a los ojos y cada vez veo más de mí en ellos: me desdibujo, mi perfil pierde forma porque la toma en el tuyo.



Acaricio tu piel y se produce una amalgama, como una masa de pan a la que le vas añadiendo harina y la va tomando y crece.


Respiro a tu lado, cuando duermes en mi seno y me hago chiquitita y entro con el aire que va y viene, un viaje a tu interior…



E incluso a veces, imagino, pienso, sueño, y veo tus pensamientos encontrarse con los míos y danzar dados de la mano, y nos miramos y sonreímos: sinergia.












1 comentario:

  1. Dicen que la belleza es libre: y una mierda. borro, borro todo lo que te habia escrito por que no cabe en todo lo que has llenado.
    Creo en mis palabras, pero mi sensibilidad veleta se deja llevar: siempre, por una belleza mayor que la que siento. Como en este caso pequeña, minuscula , vencida...como cuando abres una ventana para ver llover y te sorprendes, despertando, a uno de esos paisajes llenos de luz de la niñez...
    gracias, bonita, por esta ventana abierta, sin esperarlo, a tanta luz.

    ResponderEliminar