jueves, 9 de febrero de 2012

Miro, hacia dentro. Y escupo.

Pedacitos: trozos muy pequeños de una misma que se esparcen en la mesa y se respiran en el ambiente; son todos aquellos que formais mi día a día:

Hurgar con los dedos en lo profundo del ser.

Escurrir las palabras que brotan a borbotones por entre las costuras de la piel.

Apretar Lunas con las manos para que no duelan y reirlas cuando se me quedan en la garganta, como un nudo.

Dejarse vencer al sueño sin importar las babas, las muecas...o ese maldito capítulo sin terminar.

La amistad, el amor,la complicidad de los días...es cierto, vamos prosperando: contigo como amigo, con tus risas como amiga, con tus besos como amor, con tu ternura, como hijo...

Cada día las cosas más pequeñas lo son todo.
Y la Luna, cada vez más lejos cuando la miro, sin miedo.


http://youtu.be/aRu9Op5ryyo