martes, 19 de febrero de 2013

Me olvido

Me miro en el espejo, y sigo sintiéndome igual. Te busco, en alguno de mis rasgos, en mi piel, en mi mirada. Pero todavía no te encuentro. Y me asusto, pero a ratos, cuando me olvido de que a pesar de ti, soy yo, y soy la misma…
  Por las noches empiezo a soñarte: a imaginar tu cara, tus ojos y tu pelo. Me he despertado muchos días y te había inventado entre mis brazos. Cuántas noches más no me dejaras pegar ojo…
  Hay días, cuando acelero el paso, cuando enfurezco por algún motivo de la rutina en la que te olvido por completo y cuando de pronto me paro en seco me siento culpable por haberte olvidado. Es cuando tomo aire, profundamente hasta mis entrañas, y allí, en un rincón pequeñito recuerdo que es donde tu vives, y esa sensación de saberte ahí, creciendo dentro de mí me hace sentir absolutamente llena. Y entonces de lo que me olvido es del resto del mundo.

http://youtu.be/B_pXyLX2TBk